Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel


 



REFLANES POPULARES II



Mal de muchos,
consuelo de tontos

Mano sobre mano,
como mujer de escribano

Manos blancas no ofenden

Marzo ventoso y abril lluvioso
hacen a mayo florido y hermoso

Más mató la cena que sanó Avicena

Mas presto se coge al mentiroso que al cojo

Más sabe el diablo por viejo que por diablo

Más sabe el loco en su casa que el cuerdo en la ajena

Más vale caer en gracia que ser gracioso

Más vale estar solo que mal acompañado

Más vale malo conocido que bueno por conocer

Más vale maña que fuerza

Más vale pájaro en mano que ciento volando

Más vale prevenir que curar

Más vale ser cabeza de ratón que cola de león

Más vale tarde que nunca

Más vale un "toma" que dos "te daré"

Muchos pocos hacen un mucho

Muerto el perro, se acabó la rabia

Nadie diga "de esta agua no beberé"

Ni bebas agua que no veas,
ni firmes cartas que no leas

Ni pidas a quien pidió,
ni sirvas a quien sirvió

No con quien naces, sino con quien paces

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy

No es lo mismo predicar que dar trigo

No es oro todo lo que reluce

No es por el huevo, sino por el fuero

No es tan fiero el león como lo pintan

No hay bien ni mal que cien años dure

No hay mal que por bien no venga

No hay peor cuña que la de la misma madera

No hay peor sordo que el que no quiere oír

No hay plazo que no llegue ni deuda que no se pague

No hay que empezar la casa por el tejado

No hay que mentar la soga en casa del ahorcado

No hay que vender la piel del oso
antes de haberlo matado

No hay rosa sin espinas

No por mucho madrugar amanece más temprano

No se acuerda el cura de cuando fue sacristán

No se ganó Zamora en una hora

No se hizo la miel para la boca del asno

No se pueden pedir peras al olmo

No se puede repicar y andar en la procesión

No sólo de pan vive el hombre

Nobleza obliga

Nunca es tarde si la dicha es buena

Obra empezada, medio acabada

Obras son amores, que no buenas razones

Ojo por ojo, diente por diente

Ojos que no ven, corazón que no siente

Oros son triunfos

Pájaro viejo no entra en jaula

Pan con pan, comida de tontos

Perro ladrador, poco mordedor

Piensa el ladrón que todos son de su condición

Pobreza no es vileza

Poderoso caballero es don dinero

Poquito a poco hila la vieja el copo

Por dinero baila el perro, y por pan, si se lo dan

Por el hilo se saca el ovillo

Por la muestra se conoce el paño

Primero es la obligación que la devoción

Primero son mis dientes que mis parientes

Quien a buen árbol se arrima,
buena sombra le cobija

Quien a hierro mata, a hierro muere

Quien adelante no mira, atrás se queda

Quien ama el peligro, en él perece

Quien bien quiere a Beltrán,
bien quiere a su can

Quien bien te quiere te hará llorar

Quien calla, otorga

Quien canta, sus males espanta

Quien da pan a perro ajeno,
pierde el pan y pierde el perro

Quien da primero,
da dos veces

Quien espera, desespera

Quien fue a Sevilla perdió su silla

Quien mal anda, mal acaba

Quien mucho abarca, poco aprieta

Quien mucho se baja, el culo enseña

Quien no oye consejo, no llega a viejo

Quien no sabe de abuelo, no sabe de bueno

Quien quita la ocasión, quita el pecado

Quien se pica, ajos come

Quien siembra vientos recoge tempestades

Quien tiene tejado de vidrio,
no tire piedras al de su vecino

Quien todo lo quiere, todo lo pierde

Sarna con gusto, no pica

Si da el cántaro en la piedra,
o la piedra en el cántaro,
mal para el cántaro

Si el prior juega a los naipes,
¿qué harán los frailes?

Sobre gustos no hay nada escrito

Soñaba el ciego que veía,
y soñaba lo que quería

Tanto vales cuanto tienes

Todos los caminos conducen a Roma

Un clavo saca a otro clavo

Un grano no hace granero,
pero ayuda a su compañero

Una buena capa todo lo tapa

Una golondrina no hace verano

Una vez al año no hace daño

Uno levanta la caza y otro la mata

Unos nacen con estrella, y otros nacen estrellados

Unos por otros y la casa por barrer

Unos tienen fama y otros cardan la lana

Ver la paja en el ojo ajeno,
y no la viga en el propio

Viejo es Pedro para cabrero

Voz del pueblo, voz del cielo

Zapatero a tus zapatos