Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

Lago Posadas

Este lugar me condena
a pesar de su belleza,
a estar lejos de mi gente,
de mi ciudad y mi hogar.

Se mezclan los sentimientos...
El parloteo en el aula;
la soledad en la casa.
Ni televisión ni radio,
sólo cuadernos, carpetas,
hojas de poesía y cartas.

El tedio es dueño y señor
del pueblo, casi ignorado,
en su poquedad resignado,
padece un autismo morboso.

A la mañana temprano,
el cielo caliginoso,
oculta la precordillera
con cúmulos matizados.

Tú, Lago Posadas...
tierra mística, lejana.
¡Qué supremo secreto
La Cueva de las Manos!

¡Lagos Pueyrredón y Posadas!
Permanecen abrazados
como los hipocampos...
Perecerían solos.

Aguas de hipnotismo esplendoroso,
tus colores cetrino, calcedonia y esmeralda...
Espejos de tantos colores,
sólo tu vista ¡anonada!

Tu misticismo resguardas,
con tus esclavas deidades.
Hundirse en tus translúcidos cristales,
sería atributo de una diosa.

Lagos del sur, aquietados
en laderas nevadas,
de montañas ciclópeas,
con cumbres nacaradas.
Oasis en medio del desierto.
¡Cuánto del aborigen guardas!


Matilde Maisonnave