Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel


 

MI CORAZÓN SE CONSUME
Khalil Gibran

EL PRIMER DIOS

 

Mi corazón se consume por la sed;
Empero no es mi deseo beber la sangre débil
De una estirpe bastarda;

Pues la copa está sucia
Y el vino que contiene,
es amargo a mi gusto.

Como tú soy: modelé el barro
Y con él creé seres animados,
Que respiran y jadean;

Luego se escurrieron de entre mis dedos
En las montañas y en las selvas.

Al igual que tú,
troqué en luz las tenebrosas
Profundidades,
en el Comienzo de la Vida,
Vidas a las que después pude ver reptar
Desde las cavernas y ascender a las elevadas
Cimas de los montes.

Yo, al igual que tú, convoqué a la Primavera,
Para subyugar y fascinar a los jóvenes,
Y le adjudiqué el don de la Belleza,
Para incitarla a evolucionar y producir.

Yo, al igual que tú, dirigí al hombre
De un templo a otro templo,
Y transformé a sus mudos terrores
En algo indestructible, en Fe
Que tiembla a causa nuestra,

Sin que le fuera posible
divisarnos ni comprendernos.
Yo, al igual que tú,
puse por sobre mi cabeza la Tormenta
Huracanada para que se prosterne delante nuestro;

E hice al suelo sacudirse bajo sus pies
Para implorar y rogar nuestra ayuda.

Yo,

al igual que tú, induje al desenfrenado mar,
Que anegó la cuna de su islote,
Hasta que murió gimiendo
E implorando

Todo esto es, y mucho más aún, lo que hice;
Pero todo fue estéril e inútil.

¡Inútil es el despertar!

¡Inútil es el descansar!

Y tres veces es
estéril e inútil el soñar

 

 

 

Poemas y Relatos