Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

 

Ensayo
Antonio García Vargas (Almería )
                        

   I


No sé si fue la brisa o tu cuerpo
-tal vez mi cuerpo y tu brisa-
o el mar doblegado a lo lejos
¿un mar de brisas y cuerpos?

Hay sombras a ambos lados del espejo
-fondos de mares, cuerpos, brumas-
el arco inquieto de tus labios de ave,
la frágil garza descorriendo velos
¿hay garzas velando espejos marinos?

Túneles que llevan a espacios labiales
dormidos en esferas anilladas
-galaxias reprimidas, abismos, limos,
playas que concilian sueños de agua-
¿aguas conciliando anhelos de playas?

Y en el silencio caprichoso de las rocas
se escuchan lamentos de olas y vidrios,
gritan, cantan, giran, inventan azogues
de espejos cóncavos, líquenes copulando
-el Creador en su esfera apenas se inmuta-
arrecifes de mórbidos brazos coralinos
cobijando imágenes de labios secretos, 
abismos bordeando ríos de barro y salivas
¿cómo penetrar tu roca con mis besos?
-busco a tientas respuesta a tus distancias-
¿tal vez rasgando la fría lámina de tus pechos?

Me siento perdido en la inmensidad de tu olvido
¿pueden los hielos conjugarse con las vísceras?

Miro a dios
pero él desvía la mirada
hacia la espuma que abraza las rocas.

Debe haber algún centro donde florezca la prímula.

Cierro los ojos,
me lanzo al vacío, 
¿hay vacíos?

Ya soy eco.