Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel





 

 

 

EL GUIJARRO
Pedro Prado

Qué poder inestable es el tuyo ¡oh mar!

Te mueves, cambias, vas y vienes y todo lo haces dentro de ti mismo.

Porque tu te bastas a ti propio, yo te envidio.

Porque aún vives la hora de la acción que movió el nacimiento del mundo, te amo como
a un abuelo.

Porque cambias y cambias sin descanso, comprendo que tu esencia es infinita.

En tus manos de artífice me entrego.

Me entrego como un guijarro que canta porque las olas lo pulen y tornan en una joya.

En una joya perdida que nadie encontrará en la vasta extensión de la playa desierta.

De Los pájaros errantes