Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel

 

 

 


ES TAN POCO EL TRABAJO
DE LA HIERBA

333

Es tan poco el trabajo de la hierba,
esa esfera de simple verde:
sólo criar mariposas
y entretener abejas.

Todo el día bailar al ritmo de las lindas
tonadas que las brisas traen
y recibir el sol en el regazo
y a todo decir sí, inclinándose.

Ensartar el rocío -como perlas-
toda la noche. Y emperifollarse
más elegantemente
que una duquesa.

Y, al morir, deshacerse
en fragancias divinas,
como humildes especias
que se quedan dormidas
o como nardos que perecen.

Y entonces habitar en trojes soberanas
y soñar por el resto de los días.
Es tan poco el trabajo de la hierba.
Yo quisiera ser heno.

Emily Dickinson