Poemas y Relatos. Portal de Literatura.



Alfred Nobel


 

La casa vacía
Rosario Castellanos

 

Yo recuerdo una casa que he dejado.
Ahora está vacía.
Las cortinas se mecen con el viento,
golpean las maderas tercamente
contr alos muros viejos.
En el jardín, donde la hierba empieza
a derramar su imperio,
en la sala de muebles enfundados,
en espejos desiertos
camina, se deliza la soledad calzada
de silencioso y blando terciopelo.

Aquí donde su pie marca la huella,
en este corredor profundo y apagado
crecía una muchacha, levantaba
su cuerpo de ciprés esbelto y triste.

(A su espalda crecían sus dos trenzas
igual que dos gemelos ángeles de la guarda.
Sus manos nunca hicieron otra cosa
más que cerrar ventanas.)

Adolesencia gris con vocación de sombra,
con destino de muerte:
las escaleras duermen, se derrumba
la casa que no supo detenerte.